Naciendo contigo

Después de la mayor desilusión de mi vida no he querido renunciar a mi sueño de ser padre.


martes, 20 de diciembre de 2011

Primeros pasos

 En un principio no quería precipitarme mucho a la hora de iniciar el proceso, quería informarme bien y tener un tiempo mayor para poder ahorrar un poco más y afrontar todo con mayor tranquilidad. Pero haciendo cuentas, yo quería tener el bebé en invierno, para que no afectara a mi trabajo que tiene su temporada alta en verano y así poder pedir la baja de cuatro meses por la paternidad sin que afectara mucho a mi jefa. Así que enero o febrero sería ideal para viajar a La india. La duda que tenía era si hacerlo este mismo año o esperarme al próximo. Pero son muchas las ganas que tenía y cuando empecé a comentarlo en casa y en el trabajo y vi todo el apoyo que tenía me puse en marcha,  en el 2012 quería ser padre.

 Además de hablar con Juan Carlos, la agencia me facilitó contactar con otras familias españolas que ya habían empezado el proceso y así poder estar mas tranquilo. Una de ellas, tuvieron un niño precioso, Enrique, hace un poco más de un mes y que si queréis podéis ver en el blog de la Dra.Shivanni. También contacté con la embajada española en Delhi. No me recomendaban que llevara a cabo este proceso por el tema de la sanidad en la India y porque el tema legal estaba muy en el aire y en cualquier momento podía cambiar, pero que si aún así quería continuar debería cumplir una serie de requisitos para poder inscribir al bebé. Este listado ya lo conocía por la agencia y me hacía confiar mas en el proceso. Sabía que no me iban a decir claramente que no habría problemas, pero leyendo entre líneas me decían que eso se hacía y estaba regularizado el cómo.
  Así que doy el ok a la agencia y antes de realizar el primer pago me aconsejan que me haga las pruebas de fertilidad y de las  principales enfermedades de transmisión sexual.
 Cuando me realicé las pruebas y me dijeron que en tres horas tendría los resultados me puse muy nervioso, esas pruebas eran el primer obstáculo que me podía dejar fuera de mi sueño. Lo normal es que todo fuera bien , pero nunca se sabe. Todo salió bien, tenía unos laurencillos muy sanotes y ya podía continuar.
 Me enviaron una ficha para rellenar donde tenía que incluir unos padrinos. Era algo que no me había planteado todavía, pero si me ocurriera algo serían ellos quienes recogerían al bebé cuando naciera y del que se harían cargo. Me hacía ilusión que mi amigo Javi fuera quien lo apadrinara, es un buen amigo que a igual que yo tiene la inquietud de ser padre y se que sería un padre fantástico ( espero que con uno suyo). Su reacción cuando se lo dije me hizo muy feliz, no lo dudó un segundo, fue muy natural y no lo vi en ningún momento que le hubiera metido en un compromiso. La madrina sería mi cuñada, Mari, que se ofreció a ayudarme en todo lo que necesite y que seguramente si todo va bien me acompañará en su momento a recoger al bebé.

Ahora tocaba realizar el primer pago para reservar la donante, unos 1600 euros.Me envían dos listas con un total de 60 donantes. Una lista A con chicas que tenían estudios y clase social un poco mas alta y una lista D sin estudios. Entre ambas listas una diferencia de coste de 2500 euros pero ambas con resultados positivos parecidos. Lo que finalmente me inclinó fue preguntarme ¿quién me gustaría enseñar a mi hijo algún día y decirle que ella fue quien me ayudó a darle vida? Esa pregunta la contestaba con una chica de la lista A, que además, ya había hecho otros ciclos de ovulacíón  de forma muy positiva.
Ella empezaría el tratamiento a mediados de enero y el 10 de febrero tendría que estar en Delhi para realizar la fecundación in vitro. Que poquito falta!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada